“BPC is the first videogame developed by a football club”

Clarin

Pocos días antes del final de 2020, Banfield presentó el “Penalty Challenge” y se transformó en el primer club de América Latina con videojuego oficial propio.

El entretenimiento interactivo de preguntas y respuestas que hurga en la historia del club y del barrio fue presentado en el marco del 125º aniversario del Taladro, que se producirá el 21 de enero. Y Clarín accedió a una charla telefónica con el creador de la iniciativa: Federico Winer.

“Tiré la idea del videojuego con la intención de difundir la historia del club y de la ciudad de una manera que no se había hecho nunca. Tiene preguntas, animaciones y niveles a superar. Cada pregunta se grafica con un penal: si acertás es gol y si no, el arquero se quedará con tu pregunta”, explica Winer con entusiasmo desde el estado de Sajonia, en Alemania.

El especialista argentino está radicado en Europa desde hace casi 20 años y trabaja en procesos de transformación digital. Y aunque hace casi dos décadas que está lejos de su gran amor, Winer no olvida sus orígenes.

“Me crié en Banfield. Mi familia llegó ahí en 1892, cuatro años antes de que se fundara el club. Y tengo a casi todo el árbol genealógico involucrado en sostener al club o contribuir de algún modo. Yo también hice lo mío. A los 15 ya aportaba cosas adhonorem. Y la verdad que desde que me fui del país, algo que nunca perdí es el acento y la pasión por ese lugar y por toda la gente que conocí”, relata.

Federico tiene 40 años y aunque pasó casi la mitad de su vida en Europa, la pasión futbolera por el Taladro siempre fue más fuerte. “Es que el futbolero de verdad relaciona todo con el fútbol y con su equipo. Recuerdo que Fontanarrosa decía que la gente pensaba que un martes estaría concentrado en su próxima novela. Y el admitía que su preocupación el martes, era quien iba a ser el 4 de Rosario Central el domingo”, tira en tono de broma.

El Club Atlético Banfield presentó el videojuego para celebrar sus 125 años.

El Club Atlético Banfield presentó el videojuego para celebrar sus 125 años.

“La cabeza del futbolero funciona así. La mayoría de los eventos de su vida los relaciona con el fútbol. Fue tal año porque en ese momento jugamos contra tal, en cancha de tal. Y el gol de fulano o mengano. No tiene la fecha específica, pero reacciona por aproximación. Me considero de esa clase de personas y por eso se me ocurrió hacer un videojuego de Banfield. Bien futbolero e histórico y también contemporáneo”, agrega.

Cuesta creer que ese profesor universitario con fuerte presencia tecnológica y raíces periodísticas (trabajó en el Diario Olé hasta 2002), tenga tan arraigado el barrio a tantos kilómetros de distancia.

“Sigo a diario las cosas que van sucediendo en Argentina y de Banfield particularmente. Mi cabeza futbolera siempre está ahí -admite-. Y aunque estoy distancia, trato de estar muy informado en el día a día de lo que sucede en el país”.

Winer no se queda sólo con la intención de hacer un video juego del club. Para nada. Su conocimiento y creencia es que hay nuevas formas de trascender a nivel global y que el entretenimiento es una gran llave como para generar nuevos ingresos a los clubes de fútbol.

“La intención del videojuego es que Banfield y su historia empiecen a trascender fronteras y por eso está traducido a ocho idiomas. Y que eso sea rentable también para el club. Es un modelo de negocio que es autosustentable. Vemos a la tecnología como una integración. Los modelos de negocios de los clubes necesitan un cambio y hay que ser creativos e interactivos para volverlo rentable”, cuenta.

Federico Winer está radicado en Europa desde hace 20 años.

Federico Winer está radicado en Europa desde hace 20 años.

Desde que se fue del país, Winer trabajó como corresponsal de Olé, luego fue consultor de la empresa IBM, director de marketing, y trabajó en SAP (transformación digital para empresas), en Alemania. Desde hace un tiempo dirige un fondo de inversión para videojuegos y eSports, y es co fundador de Raising Games, una plataforma que desarrolla videojuegos y es la encargada del ‘Banfield Penalty Challenge’.

Pero más allá de las múltiples ocupaciones tecnológicas, la pandemia trastocó sus planes originales. “Doy clases en una universidad (Loughborough University London) de Inglaterra, pero por el Covid-19 me volví para Alemania porque las clases se están haciendo de forma remota. La verdad es que no estaba muy contento por como se estaba manejando Inglaterra con el coronavirus. Si bien en Alemania no es todo tan perfecto como se cree, hay mayor confianza en las decisiones de Gobierno”, cuenta.

A distancia, el argentino relata su vivencia personal con respecto al virus, en el corazón de Europa. “Estamos todos en pleno aprendizaje. Acá (en Alemania) hubo una segunda oleada y ahora hay una especie de confinamiento blando; restaurantes son solo take-away, museos cerrados. Sin embargo, uno puede moverse y salir a comprar respetando las distancias y las nueva normalidades”.

Al cierre de la charla, el argentino denota nostalgia. Pero rápidamente se entusiasma con la campaña actual que tiene el Taladro. “¡Campañón estamos metiendo! Recorri todas las canchas con el equipo. En Primera y en Segunda. Por eso, a distancia, sigo contactado con la gente del club y siempre que puedo, aporto algo o doy una mano. Ahora se viene un nuevo aniversario ¿crees que no voy a festejar?”. 

JT

Leave a Reply